Protocolo de Acoso Laboral

Protocolo de Acoso Laboral

El Protocolo de Acoso Laboral debe existir en toda empresa con trabajadores, según la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, y su Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, que determinan que todas las empresas, independientemente del número de trabajadores que las integren: “deberán promover condiciones de trabajo que eviten la comisión de delitos y otras conductas contra la libertad sexual y la integridad moral en el trabajo, incidiendo especialmente en el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, incluidos los cometidos en el ámbito digital“, según el art. 48.1 de dicha Ley.

Esto quiere decir que cualquier empresa debe tomar las medidas pertinentes para evitar cualquier tipo de actuación que implique un acoso laboral para las personas trabajadoras, ya sea este un acto físico o moral.

¿Qué es un Protocolo de Acoso Laboral?

El Protocolo de Acoso Laboral es un documento en donde, cada entidad deberá plasmar las acciones específicas adoptadas para prevenir la comisión de delitos y otras conductas contra la libertad sexual y la integridad moral en el trabajo, en especial aquellas relacionadas con el acoso sexual y el acoso por razón de sexo.

Desde los puestos directivos, se deberá desarrollar un plan de acción para publicitar el contenido de dicho protocolo entre todos los trabajadores de la empresa, como medida necesaria para su debido cumplimiento, así como para dar a conocer los medios por los cuales se pueden denunciar las acciones que violenten el Protocolo. Por otro lado, y de manera necesaria, todos los integrantes de la empresa deberán comprometerse a cumplir el Protocolo.

De manera complementaria a lo establecido en la Ley Orgánica 3/2007, encontramos que la Ley Orgánica 10/2022, de 6 de septiembre, de garantía integral de la libertad sexual, cuyo objeto es garantizar y proteger de manera integral del derecho a la libertad sexual y la erradicación de todas las violencias sexuales, señala que serán principios rectores de esta norma, entre otros, el respeto a la protección y garantía de los derechos humanos y fundamentales, la prohibición de la discriminación, así como el empoderamiento y participación de las víctimas en el diseño y aplicación de las políticas públicas.

El artículo 12 de esta Ley determina que las empresas deberán promover condiciones de trabajo que eviten la comisión de delitos y otras conductas contra la libertad sexual y la integridad moral en el trabajo, incidiendo especialmente en el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, y deberán arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido víctimas de estas conductas, incluyendo específicamente las sufridas en el ámbito digital.

Beneficios de contar con un Protocolo de Acoso Laboral

Independientemente que las empresas tienen la obligación de contar con un Protocolo de Acoso Laboral, esta obligación también genera beneficios para la propia empresa como son:

Entorno de trabajo seguro:

Donde los trabajadores se sentirán protegidos y respetados.

Fomento de la diversidad e inclusión en el ámbito laboral:

Ayuda a crear un entorno en el que todas las personas, independientemente de su género, orientación sexual, raza, religión, discapacidad u otras características, se sientan valoradas y respetadas.

Imagen corporativa:

Mejora de la imagen de la empresa, ya que si el entorno laboral es bueno y seguro, y los empleados se sienten protegidos y valorados, puede beneficiar a la empresa en cuestión de retención de talento y atracción de nuevos empleados.

Reducción de riesgos legales:

Reducción del riesgo de demandas legales, en su caso.

Diferencia entre Plan de Igualdad y Protocolo de Acoso Laboral

A continuación detallamos las diferencias entre un Protocolo de Acoso Laboral y un Plan de Igualdad:

Objetivo

Protocolo de Acoso Laboral:

Prevenir la comisión de delitos y otras conductas contra la libertad sexual y la integridad moral en el trabajo, en especial aquellas relacionadas con el acoso sexual y el acoso por razón de sexo.

Plan de Igualdad:

Medidas diseñadas a la obtención real de la igualdad en el ámbito laboral del hombre y la mujer.

Contenido

Protocolo de Acoso Laboral:

Procedimientos para la denuncia, investigación y sanción de situaciones de acoso laboral.

Plan de Igualdad:

Promoción de la igualdad salarial, la conciliación de la vida laboral y personal, la promoción de la diversidad y la inclusión, y la prevención de la discriminación de género.

Obligatoriedad

Protocolo de Acoso Laboral:

Para todas las empresas, independientemente del número de trabajadores.

Plan de Igualdad:

Para aquellas empresas de 50 o más trabajadores.

Ámbito de aplicación

Protocolo de Acoso Laboral:

Situaciones de acoso en el ámbito laboral.

Plan de Igualdad:

Igualdad de género en todas sus vertientes, no sólo la laboral.

Conclusión

En resumen, ambas herramientas son importantes para garantizar un entorno laboral seguro y equitativo; sin embargo, el Protocolo de Acoso Laboral se centran específicamente en prevenir y abordar el acoso en el lugar de trabajo, mientras que el Plan de Igualdad tienen un enfoque más directo en la promoción de la igualdad de género y la inclusión.

Solicite a su empresa de servicios de prevención de riesgos laborales, que le facilite su Plan de Acoso Laboral, pues suele estar incluido en sus servicios.

Canal para las Denuncias de Acoso Laboral

Para una efectiva gestión de denuncias de Acoso Laboral, pero también en materia de Compliance, Prevención de Blanqueo, Igualdad, Violencia y cualquier otra motivación que tenga el denunciante o informante (whistleblowers) su empresa deberá ofrecer un Canal de Denuncias que funcione y que cumpla con la Ley/2023, de 20 de febrero, reguladora de la protección de las personas que informen sobre infracciones normativas y de lucha contra la corrupción, así como con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) EU 679/2016 y la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPD-GDD), 3/2018.

Business Adapter, puede crearle su propio Canal de Denuncias en cuestión de minutos y con total garantía de funcionamieno y cumplimiento legal.

Si necesita redacción y asesoramiento para implantar su Canal de Denuncias, no dude en contactarnos, en el email: info@businessadapter.es, también puede llamar al 96 131 88 04, o dejar su mensaje en este formulario: